Este 28 de junio se celebra una día más del Orgullo Gay, las instituciones de diferentes países se han ataviado para la ocasión. La fecha recuerda los llamados 'disturbios de Stonewall', ocurridos en jornada similar en Nueva York el año 1969. El lugar es un bar gay donde se inició el movimiento de liberación de este colectivo en Norteamérica, desde hace unos días y por mandado del presidente de EEUU, Barack Obama, también es el primer monumento nacional que conmemora la historia de la lucha por los derechos de la comunidad LGTB. "
Tolerancia y respeto

Uno de los 10 países más tolerantes con el colectivo LGTB es España. El año 2005, el parlamento de este país aprobó el 'matrimonio igualitario', con derecho de adopción irrestricto. "El matrimonio tendrá los mismos requisitos y efectos cuando ambos contrayentes sean del mismo o de diferente sexo". Catalunya fue la primera comunidad autónoma en aceptar la unión legal de personas del mismo sexo, pues desde 1998 permitía la inscripción de las parejas LGTB, como parejas de hecho. 

En cuanto se aprobó la ley, los matrimonios homosexuales además del derecho de adopción, gozaron del derecho de reproducción asistida, bajas laborales por maternidad y paternidad, así como de derechos sucesorios. Catalunya también fue la primera comunidad en donde se ejerció el derecho a la filiación conjunta de hijos de parejas LGTB, hasta entonces sólo podían ser registrados a nombre de uno de los padres o madres.

En España, según Katy Pallàs, Presidenta de la asociación de Familias LGTB de Catalunya, las asociaciones de familias homoparentales se han organizado "para proporcionar referentes de igualdad" [...] "ha habido un antes y un después de la ley que permite casarse a las personas LGTB". Además, "el hecho de que el término legal para designarla sea matrimonio igualitario, ha proporcionado igualdad de derechos y protección legal para nuestras parejas e hijos".

Katy Pallàs (Presidenta de la asociación de familias LGTb)

Tabúes que matan

En el Perú, la adopción de menores es uno de los argumentos que se esgrime en contra del matrimonio entre personas del mismo sexo. Según los detractores, los menores adoptados por parejas gays, son expuestos a roles sexuales trastocados y a la confusión de la propia identidad sexual. El propio congresista Carlos Bruce impulsor del proyecto de 'Unión Civil', declaró hace un tiempo que su proyecto no contemplaba la adopción de niños, "antes espero los resultados de un estudio sobre el tema".

Según Pallàs, "todos los estudios realizados en Europa, concluyen que lo único que diferencia a los hijos de parejas LGTB, es que son niños más tolerantes porque crecen en ambientes de mayor tolerancia y aceptación, en todo lo demás son iguales al resto". En la última encuesta demoscópica sobre aceptación de las personas LGTB y del matrimonio igualitario, el 70% de españoles 'lo ve con buenos ojos'. En Perú - según una encuesta de Vox Populi de julio del 2015- el 79% de la población rechaza el matrimonio gay .

Padres LGTB, ¿padres abusadores? 

Aquellos que en el Perú se oponen de manera más beligerante a la unión legal de parejas homosexuales y a consecuentes procesos de adopción, arguyen que los niños adoptados serían sometidos a abusos sexuales por parte de sus nuevos padres. Según la Fundación Vicky Bernadet, de Barcelona, dedicada a la atención de abusos sexuales de menores, "los abusadores son personas de cualquier sexo que se excitan con niños". La misma fundación afirma, que la opción sexual no es determinante para violentar a un niño.

"El abusador de menores, no es homosexual o heterosexual tal como lo entendemos. El abusador puede tener alguna preferencia, por eso al referirnos a ellos hablamos de pedófilos, no de homosexuales o heterosexuales"[...] "Ni siquiera hay estudios respecto al abuso de menores cometido por padres homosexuales, y esto es porque no se ha visto la necesidad de hacerlos, porque no es un problema al que nos enfrentemos en España"(Fundación Vicky Bernadet dixit).

Katty Pàllas también manifiesta que no existe ninguna vinculación, ni denuncia en este sentido. "En ninguno de los países que han regulado el matrimonio o la unión civil entre personas del mismo sexo, se han registrado denuncias de abusos sexuales cometidos por padres LGTB". Hace falta mucha pedagogía y muchos modelos positivos, para que la sociedad comprenda que la igualdad en la diversidad es el único camino de toda sociedad que se llame demócrata y que en verdad aspire a serlo en cada uno de sus actos.